Coberturas INDES

Eventos INDES

Octubre 2017
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Historia

El Instituto de Estudios para el Desarrollo Social fue creado el 1º de Octubre de 1991 por Resolución Nº110/91 del Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades  de la UNSE, siendo decano Antonio Kinen. La idea de su creación surgió de un grupo de docentes de la Facultad, que desde su inicio en 1984 venían realizando actividades de investigación sin tener un marco institucional específico que los nuclee. En 1989, durante el decanato de Carlos Zurita, se había creado un Comité de Ciencia y Técnica al que se encomendó una evaluación del área. Se desarrollaban entonces veintiún proyectos, algunos de ellos con financiamiento del Conicet y de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, desplegándose una producción científica creciente, que ameritaba una organización propia. De esta evaluación surgió la necesidad de una "estructura institucional capaz de vertebrar las acciones y de lograr una relación más fluida con el medio". El INDES surge así por un proyecto elaborado por el Comité de Ciencia y Técnica, integrado por el Lic. Alberto Tasso, la Lic. Natividad Nassif y el Lic. Jose Togo. Se lo propone como un ámbito que genere las condiciones para optimizar la formación de recursos humanos, incrementando el número y la calidad de los/las investigadores/as y el intercambio entre grupos de trabajo, entre instituciones y con la comunidad. Al mismo tiempo, se lo concibe como un espacio amplio que pueda contener las diversas líneas de investigación que se venían realizando y otras que pudieran proponerse en el futuro. Se lo orientaba al "desarrollo social" para "atender las visibles necesidades de nuestra sociedad, para la cual la búsqueda de un desarrollo armónico y solidario, integral y eficiente, constituye un ineludible desafío hacia el cual la Facultad de Humanidades no puede permanecer indiferente". Se esperaba que el Instituto permitiera "desarrollar las potencialidades de  investigación e intervención que ofrecen las ciencias sociales, las ciencias humanas y las ciencias de la salud" y a través de prácticas de investigación interdisciplinarias "alcanzar enfoques más ricos y complejos para problemas que también lo son".

La estructura constaba de una Dirección, un Departamento de Investigación del que dependía un área de Coordinación de Programas, donde se articulaban los directores de proyectos y los investigadores; y una Secretaría Técnica, de la que dependían las áreas de Documentación, Publicaciones y Administrativo-contables. Los responsables de áreas y el secretario técnico constituían el Consejo Asesor. El INDES nació así con una estructura organizativa compleja, que en las décadas siguientes fue modificándose. En 1996 se crea el Departamento de Estudios y proyectos, y en 2010 se desdobla en Departamento de Estudios y Proyectos de Docentes y de Estudiantes. Hasta 2013 el Instituto tiene como referencia estatutaria el Proyecto de su creación.

La dirección fue ocupada desde 1992 por Natividad Nassif; entre 1993 y 94 por Raúl Paz; de 1994 a 1996 nuevamente por Natividad Nassif. En 1997 fue directora María Emilia Isorni; en 1998 Ramón Díaz y de 1998 al año 2000 Maria Isabel Silveti. En 2000 nuevamente Natividad Nassif y de 2003 a 2010 Marcela Eudal. En 2010 ocupa el cargo el Dr. José Mussi y desde 2011 Ana Teresa Martinez.

Una tarea constantemente retomada ha sido en la historia del INDES lograr una efectiva articulación de grupos de trabajo estables, que desarrollaran una cultura de intercambio y de investigación de equipo, ya que hasta 1992 los proyectos de investigación se asentaban directamente en las cátedras. Ya desde 1992 se buscaba constituir líneas de trabajo en torno a la historia de las políticas regionales, el pensamiento político y filosófico desarrollado en el NOA, la reforma del Estado, las mujeres y la sociedad, así como estudiar los procesos económicos y políticos del campo social. Es de destacar la actividad académica e investigativa desempeñada por el Dr. Mario Navarro a partir del año 1996, en la integración de la Red de Teoría Social (UNCa, UNC, UBA y UNLP) y en actividades de docencia e investigación. También, se organizaron varios cursos de postgrado durante las distintas direcciones del instituto, de acuerdo a las necesidades de formación que iban surgiendo entre los docentes investigadores. Se desarrollaron además diversos proyectos, tales como "La pobreza urbana y rural, dimensiones y perspectivas en la Provincia de Santiago del Estero" (1994-6); “Identidades étnicas y hegemonía nacional en Santiago del Estero” (1995-6); “Escenario político sectorial y reforma del sector salud en Santiago del Estero” (1996); "La informalidad urbana, una forma de relaciones sociales y de producción" (1996-1998); “La ciencia actual de frontera y las humanidades. Estado de la cuestión” (1996-98); “La novela de Santiago del Estero en el contexto de la narrativa latinoamericana” (1997-99); “Empleo y subutilización laboral en una sociedad tradicional” (1997-2000); "Calidad de vida, área mortalidad y estilo de vida en la Provincia de Santiago del Estero" (1998), "Análisis de la gobernabilidad del sistema de gestión de políticas sociales en los campos de salud y educación a nivel provincial" (1999); "Trabajo y condiciones de vida. Las clases medias de Santiago del Estero en los '90" (2001). Algunos de estos proyectos contaron con la financiación del Banco Mundial o del Ministerio de Trabajo de la Nación y otros organismos nacionales e internacionales con los que el INDES mantenía relación.

En 1998 se solicita la conformación de una comisión que deberá elaborar una “propuesta de reestructuración del Instituto para el Desarrollo Social”, que respondiera a cambios realizados en el Instituto y la Universidad. Se propone la creación de una figura de co-director y de laboratorios especializados en diversas disciplinas. De este modo, se crearon al interior del Instituto en 1999 el Laboratorio de Demografía (res. C.D. 159/99) y en 2002 el Centro de Estudios y Políticas Sociales para el Niño y el Adolescente (res. C.D. N 060/2002), entidades que desde entonces han ido ganando en autonomía y desarrollo propio. Desde inicios de los años 2000 se dictaron numerosos cursos de capacitación dirigidos a docentes de la Provincia, en el marco de la Red Federal de Educación.

Los años 90 fueron una etapa de fuerte conflictividad por el desfinanciamiento de la educación pública, especialmente la superior, en la que no existían políticas de apoyo a la investigación, e incluso se debatía la posibilidad de arancelamiento a la universidad pública. En este contexto, desde sus inicios, el Instituto careció de presupuesto propio para su funcionamiento, ya que los proyectos de investigación obtienen sus financiamientos a través del CICYT u otros organismos similares. Sólo en 1997 se obtuvo un espacio físico consistente en un box en la planta baja del pabellón Gral. San Martin (Res. C.D. 199/97), en el que funcionó el Instituto hasta 2009, momento en que, con financiamiento del Programa para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias Sociales (PROSOC) se consigue constituir un espacio físico más adecuado, en el que funciona hasta el presente.

Respecto del personal dependiente del Instituto, en 1996 se concursaron dos cargos para el INDES: un adjunto exclusivo para desarrollar tareas de investigación y docencia y un JTP semi-exclusivo para docencia y atención de la Biblioteca. En 1998, y con duración de un año, concursa un ayudante de investigación para desarrollar tareas de apoyo a la dirección. En 2010 se contrata un personal de apoyo administrativo con dedicación de medio tiempo.  

Entre 1992 y 1994 desde distintas propuestas de la dirección del INDES se contemplaba la organización de una biblioteca especializada, y en 1994 un proyecto de descentralización de la Dirección de la Biblioteca Central de la UNSE (LIBNET) habilitó esta posibilidad, dando lugar a la Biblioteca del INDES, que hasta 2011 funcionó como única biblioteca especializada de la Facultad de Humanidades, que periódicamente con fondos provenientes del CICYT-UNSE acrecentaba su caudal. En este lapso, su administración estuvo a cargo de José Mussi y desde 2003 hasta la actualidad, de Bruno Jaimes. En  2011 se crea la Biblioteca de la FHCSyS, permaneciendo el Fondo Bibliográfico del INDES como integrado pero diferenciado y recibiendo financiamiento directo de la FHCSyS, así como indirecto –a través de los proyectos de investigación que se concursan desde el Instituto - del CICYT-UNSE, del CONICET y de la Agencia Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

Desde fines de 2009 el Instituto se relocalizó en un espacio físico notablemente más amplio, situado en el Anexo de la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud. Constituido por tres boxes, espacio de secretaría, sala de conferencias, sala de trabajo y reuniones. Este nuevo espacio, amueblado y equipado a lo largo de 2010 y 2011, abrió nuevas posibilidades de construcción institucional. La permanencia habitual en el INDES como lugar de trabajo, viene facilitando los intercambios entre investigadores/as, becarios/as y estudiantes, alentando el trabajo en equipo y el sentido de pertenencia institucional. El crecimiento del Instituto de los últimos años hizo necesaria una segunda redistribución del espacio a fin de ganar dos nuevos boxes y delimitar mejor los espacios de dirección, secretaría y sala de reuniones, remodelación  que se realizó en 2016.

En 2013 se elaboró un Estatuto y reglamento, que fue aprobado por el Consejo Directivo y es el que está actualmente en vigencia. Las principales modificaciones fueron: 1) la constitución de una dirección colegiada, donde participan con voz y voto, además del director/a, un Comité Directivo formado por los directores/as de áreas y un/a representante de los/as becarios/as, elegido por sus pares (titular y alterno). 2) la creación de un Comité Asesor externo, conformado por cuatro miembros vinculados a la UNSE y cuatro de otras universidades. 3) la incorporación entre los miembros del instituto de las figuras de becario/a, investigador/a asociado/a e investigador/a visitante. 3) la participación de los investigadores en la elección del director/a, mediante la propuesta de una terna al decanato. 4) la limitación del período del director a cuatro años, con derecho a una sola reelección inmediata.

 

Por otra parte, las políticas explícitas a favor del desarrollo y la federalización de la ciencia y la tecnología que se vinieron desplegando desde el Estado Nacional en el último decenio, han generado un nuevo escenario, en el que el financiamiento para la formación de recursos humanos de alta calificación, permitió generar grupos de investigación dedicados a tiempo completo a la tarea y crear así una masa crítica adecuada para generar sinergias positivas al interior del Instituto y para la Facultad. Esta situación es claramente también una oportunidad para formar docentes/investigadores de grado y postgrado que la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud tiene la posibilidad de incorporar para renovar su plantel docente de grado y abrir nuevas carreras de postgrado.

Actualmente el Instituto desarrolla cinco líneas de investigación centrales, que han conformado grupos de trabajo estables, donde se vinculan investigadores/as experimentados/as, investigadores/as en formación, becarios/as de postgrado y estudiantes. Esta consolidación se materializa en reuniones de trabajo periódicas y regulares de los grupos, obtención de financiamiento por concurso de proyectos y programas de la ANPCyT, del Conicet y del Sicyt-UNSE, publicaciones en revistas científicas especializadas y avances en la formación de postgrado de los integrantes más jóvenes. Esos grupos, que consolidan las líneas centrales de trabajo del INDES, son: Política y ciudadanía; Sociedad, cultura y poder; Sociología Rural; Política, género y derechos; Estudios socio-jurídicos en DDHH. Actualmente se viene recuperando otra línea histórica del instituto, que aglutina un nuevo grupo de investigadores, becarios y estudiantes: Sociología del trabajo.

La consolidación de estas seis líneas se suma a la continuidad de otras investigaciones de equipo o individuales, con participación de docentes/investigadores, estudiantes avanzados, becarios CIN y del CICYT, que se vienen desarrollando con lugar formal de trabajo en el Instituto, algunas como líneas estables de larga data y otras de inserción más reciente.

 

En acuerdo con las políticas nacionales de Ciencia y Tecnología y convencidos que la única manera de aprender investigación es en la práctica misma del oficio junto a investigadores más experimentados y a compañeros con quienes debatir, la formación de recursos humanos es una prioridad del Instituto, acentuada en los últimos años. Actualmente, trabajan en el INDES, 34 docentes/investigadores, 16 investigadores asociados, 1 investigadora visitante, siete investigadores de Conicet, tres becarios/as post-doctorales de la misma institución, 26 becarios doctorales de Conicet, 2 becarios/as del CIN y 2 del Cicyt-UNSE.

 

Los esfuerzos realizados para conseguir la afiliación de la Facultad a CLACSO, los múltiples vínculos que los grupos de investigación sostienen con otros grupos de investigación de universidades nacionales del país, así como las numerosas publicaciones en revistas especializadas del país y del exterior realizadas por sus investigadores y becarios, tienden a hacer más visible al INDES y a la Facultad en el campo académico y científico nacional y latinoamericano. Del mismo modo, la continuidad en el tiempo de la revista Trabajo y Sociedad, revista científica consolida, múltiplemente indexada en las redes más importantes en lengua española, y que integra el Nivel I de Excelencia del Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas del CAICYT-CONICET, supone una visibilidad que permite abrir nuevos vínculos  para el intercambio de la producción científica santiagueña en ciencias sociales.

 

El INDES ha ofrecido oportunidades de capacitación y de formación de postgrado desde sus inicios. En los últimos años, hemos continuado esta tradición con la oferta de tres a cuatro cursos de postgrado, acreditables para doctorado, cada año. Los docentes han sido en la mayoría de los casos convocados desde otras universidades del país, en algunas oportunidades vinculando temas de investigación del INDES con necesidades de formación, en otras, respondiendo a demandas percibidas en la Facultad o a ofertas que juzgamos oportunas para el medio académico y profesional local. En esta línea se inscribe el proyecto de formulación de un doctorado de la FHCSyS en red con universidades nacionales del NOA: UNT, UNCa y UNLR, con quienes formulamos un proyecto que obtuvo financiamiento del SPU a partir de 2016.

 

Loa grupos de investigación vienen desarrollando también tareas de extensión, vinculación y transferencia a partir de sus diversas líneas de trabajo, sea a través de programas nacionales como La semana de la ciencia o Los científicos van a la escuela; a través del programa de radio Espacio INDES, y especialmente mediante la firma de diversos convenios que en los últimos años nos han permitido definir tareas de colaboración con organismos del estado, tales como La Subsecretaría de Agricultura Familiar, la Dirección de género, la Secretaría de DDHH, el Ministerio Público Fiscal, etc. O con Organizaciones de la sociedad civil tales como el Instituto Espacio de la Memoria; la Asociación por la Memoria, la Verdad y la Justicia; Católicas por el Derecho a Decidir; el Foro Santiagueño por una Comunicación Democrática, etc.

 

El Instituto continúa así su tradición fundacional, trabajando por producir investigación científica de calidad, ponerla al debate en el medio académico local, nacional e internacional, apoyar la formación de recursos humanos calificados para la FHCSyS y dialogar para ponerse al servicio del medio social de Santiago del Estero.